La Carreta

Arando y la Carreta


La Carreta, es una pieza importante a la hora de Arar en la tierra.


De Arar terrenos nuevos donde el sudor se combina con tus lagrimas

haciendo imposible diferenciarlas,

el arar hasta que tus dedos y pies se llenen de callos,

del sol radiante bronzear tu piel,

y tus huesos estillen del cansancio.





Un gozo porque estas abriendo camino, un gozo porque estas obedeciendo a Dios,

un gozo porque estas sembrando en terrenos asignados por EL.


Pero a veces este gozo es interrumpido por los que aran a tus espaldas haciendo

largos surcos. Dice Salmos 129:3


Aradores que aborrecen a Sion, aradores que angustian tu caminar,

aradores que se juntan para detener tu sembrío.


Aun mas impresionante, aradores que se trepan en tu carreta,

poniendo sus propios bultos, maletas y cargas.


Entonces la angustia se convierte en tristeza, porque su palabra

te confirma nuevamente:

Los aradores araron sobre mis espaldas; hicieron largos sus surcos.


Los surcos pueden representar un sinfin de cosas. Personas, circunstancias,

situaciones en las que jamas incluso te dirían como dice Salmos 129:8 "La bendición del

Señor sea sobre ustedes, los bendecimos en el nombre del Señor."


Los malos aradores llenan tu carreta de palabras contrarias y malos deseos,

incluso hasta cargan tu carreta de sus propios bultos y cargas que no te pertenecen a ti

para que las cargues mientras aras la tierra y ellos

en su comodidad esperando que otro haga el trabajo duro por ellos no te bendicen,

pero desean tus bendiciones.

Estas cosas indiscutiblemente angustian y entristecen el alma.

Pero...

Lo que trae aliento y consolación es que como su Palabra nos dice...

Salmos 129:4 - "Pero el Señor es justo; cortó las cuerdas de los impíos."


Así que tu que me estás escuchando, aquel que ara, suda, llora, se esfuerza con todo su ser,

hasta el cansancio y llorar de dolor, pero en la mañana se goza porque obedece a Dios

y es parte de tu siembra y cosecha, te digo, tranquilo, tranquila, El Señor ha llegado hoy

para cortar las cuerdas que te han echado, para liberarte de los surcos, hoyos en los que han

querido enterrarte y a sacar la tierra de encima para limpiarte.

Para que sigas arando con tu carreta nueva, y con el espacio suficiente que aguarda con paciencia y fe, para

que pongas allí la Cosecha hermosa, abundante, e interminable de tu arado incansable.


Sigue Arando la tierra que fluye leche y miel para llenar tu Carreta de la cosecha

asignada y dada solo por Dios.



Hoy les digo...

Salmos 129:8 "La bendición del

Señor sea sobre ustedes, los bendecimos en el nombre del Señor."


Lissette Aponte

Directora CoffeeMates Network

All rights reserved

Copyrights Reserved 2020

www.coffeematesnetwork.com


















Entradas Recientes

Ver todo

Dios mismo

Soaps shop

HELP

CONTACT

  • Black Facebook Icon
  • Black Instagram Icon

coffeemates magazine

Edición Enero

Edición Febrero (pronto)

© 2021 by CoffeeMates Network International, Inc.

All rights reserved.