El Encuentro

El Encuentro...


Ven entra al bosque. Escucha, comienza a caminar, no mires los animales salvajes que pueda haber, o los peligros que este ofrezca.


Confía y sigue caminando, no mires las alturas de los árboles que no permiten que entre la luz solar, la cual hace de ella un camino obscuro y frío.


Sigue caminando, y estés alerta. Alerta a las trampas que pueda haber para no caer, o los pozos ocultos para que puedas tropezar. Alerta, si escuchas no tropezarás, ni resbalarás ni mucho menos caerás.


No tengas temor en tu caminar, no mires hacia los lados o atrás.


Sigue, camina en Fe, ya falta poco. Falta poco para que veas la luz del sol dar los rayos intentando entrar para que veas la salida al final del caminar.

Y cuando al fin hayas visto salir y sentir los rayos del alba tocar tu piel, toma una pausa y respira, porque aun falta camino, pero falta poco. Falta poco, sigue, mas adelante encontraras un muro alto de piedras, asi como la de los castillos, donde se posa un Guardador velando por que llegues bien, un Guardador que tiene una antorcha en su mano derecha.


Entonces cuando hayas pasado el bosque obscuro, hayas sobrepasado temores, ansiedad, terror a lo desconocido.

Escucha atentamente hijo mío, hija mía,

Hayarás en el final el sol resplandeciente, la antorcha encendida en mi mano buscandote entre el camino, para que vayas a mi encuentro, para que me escuches, para que entiendas que soy Yo Jesus quien te está llamando, quien te está esperando, vestido con un manto de colores.


¿Entiendes el panorama? el Arcoiris representa mis promesas, porque Yo soy Tus promesas, en mi encontrarás tus anhelos, tus miedos desvanecer, luz soy en tu camino y lumbrera es mi Palabra sobre de tu vida.


Te espero con alma de niño, con la emoción de que me hayas oído mi voz, la hayas seguido para llegar a mi encuentro.


Yo soy tu Dios, tu Dios de tus promesas, Tu luz, tu faro, tu lumbrera y tu camino.


Yo soy Yeshua, tu Salvador, Sanador, y tu Amigo Fiel.


Ven a mi encuentro....




Lissette: Esta descripción son parte de un sueño revelador y real en mi vida.


Pude ver la espalda de un hombre en un alto muro mirando hacia el valle, obscuro bosque lleno de arboles altos que opacaban el sol de iluminar. Y vi a este hombre con el pelo negro ondulado, un manto con mangas de colores del arcoiris largo de rayas. y vi una antorcha en su mano derecha, y el se movia con ímpetu de lado a lado, de izquierda a derecha, su manto bailaba en el viento mientras se movía.


Yeshua te espera desesperadamente, te llama con pasión ardiente, para llenarte de su luz y se cumplan las promesas en espera a que vengas a su Encuentro.


¡Bendito Encuentro!


Autora: Lissette Aponte

All rights reserved

Copyrights 2021





Escuchalo em Podcast aquí...

Podcast “El Encuentro”










5 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Dios mismo